La tecnología nos da la posibilidad de crear herramientas que facilitan la inclusión y permiten el aprendizaje de personas con capacidades especiales. Estas herramientas pueden ser utilizadas por niños y jóvenes en forma de aplicaciones para dispositivos móviles y son desarrolladas dentro del Proyecto DANE.

Herramientas tecnológicas para niños y jóvenes con capacidades especialesLas aplicaciones se usan en forma individual o grupal ya sea en el ámbito del aula, en un espacio terapéutico, fuera de la escuela y por supuesto también en el hogar.

Son 15 aplicaciones únicas en su categoría organizadas según el nivel de complejidad en 4 áreas: académicas-funcionales, comunicación, destrezas auditivas y visuales y habilidades sociales y emocionales.

Cada aplicación desarrolla una habilidad cognitiva determinada: las funciones ejecutivas, la memoria, la atención, el lenguaje, la lectura y escritura, la orientación espaciotemporal y la psicomotricidad. Además tienen características especiales:

No remarcan errores, resaltan los aciertos.

Buscan la simplicidad y estimulan los sentidos de forma individual.

Los escenarios y personajes deben ser fácilmente reconocibles y reflejar situaciones cotidianas.

Usa ilustraciones y fotografías realistas, no agresivas.

Los sonidos y palabras empleadas deben evitar léxicos locales, y permitir que las aplicaciones puedan ser utilizadas por cualquier usuario de habla hispana, sin importar su ubicación geográfica.

Se programan mayores tiempos de espera.

Se programan movimientos más lentos para el arrastre en la pantalla.

Se utiliza letra imprenta en todo ellos, y en particular Mayúsculas.

Todas las aplicaciones están desarrolladas para dispositivos Android.

 

¡Comparte este contenido con tus amigos!